lunes, 6 de diciembre de 2010

Capitulo 14

GABRIEL


            Regina se había ido hace una hora y ahora apenas la sentía. Era como si le hubiera pasado algo. Le tendría que haber impedido que se marchara pero se que no hubiera servido de nada. Era muy cabezota cuando se lo proponía.
           
            Dos horas y aun no se sabía nada de ella…sentía que su poder iba menguando. No aguanta más. Cogí las llaves del coche y salí de allí. Empecé a usar mi poder para poder saber dónde estaba. La localice a los pies de un precipicio.
            Llegue allí diez minutos más tarde y la encontré en el suelo, inconsciente. Llame a lucifer y a Nina para decírselo.
            -Quédate con ella. No la muevas para nada.
            Tardaron menos que yo porque vinieron volando. Lucifer se acercó a su hija y le tomo el pulso. Estaba débil, muy débil. Llamaron al hospital San Marcos con la esperanza de que no tardaran mucho. Media hora más tarde Regina ya estaba en el hospital y en la sala de operaciones. El médico que la atendió dijo que  tenía un derrame cerebral y un par de huesos rotos. Estaba grave, pero sobreviviría.

            *          *          *          *
REGINA
DOS DIAS DESPUÉS.


No recordaba nada de nada. Al abrir los ojos me encontré con cuatro personas observándome.
            -¿Quiénes sois? ¿Qué hago aquí?
            -¿no recuerdas nada?
            -no.- de golpe me vino una frase a la memoria- bueno sí. Recuerdo solo esto. “es poco probable, pero es una posibilidad”.
            Se miraron entre sí y eso me incomodo bastante.
            -¿Quién soy? ¿Quiénes sois?- repetí.
            -tu te llamas Regina, yo soy Lucifer, tu padre. Ella es Nina, tu madre. Y ellos son Ángel, un demonio, y Gabriel, un ángel.
            -vale. Si sois dos ángeles y dos demonios… ¿yo que soy?
            -eres mitad y mitad.
            No me lo creía mucho pero había algo raro en mí. Me contaron que había vivido con los humanos durante catorce años. Que había alguien como yo (mitad y mitad). Que el lunes empezaría en el colegio Demonio Angelical y más cosas.
            Tras una semana en el hospital me dieron el alta. Al día siguiente ya iba a ir al colegio.
            El colegio era, según me dijeron, medio internado. Había alumnos que preferían quedarse y otros que no se quedaban. Yo me quedaría. Mis padres no podían estar pendientes de mí.
           
                        *          *          *          *
            ¡biip! ¡biip!
            El despertador sonando. Como no.
            Hoy empezaban las clases y yo seguía sin recordar nada. Según me dijeron tanto Gabriel como Ángel estarían conmigo en el colegio. Gabriel como profesor de historia y Ángel como profesor de gimnasia. Por mucho que los conociera no iba a tener mucha ventaja.
            Tenía una hora para prepararme. Me duche, prepare la cartera y el equipaje y desayune. Hoy iría con mi padre por que no sabía ni donde quedaba el colegio ni las habitaciones. Lucifer llego media hora antes de que empezaran las clases. Me cogió de la mano y creo una especie de portal para llegar antes. Me indico donde estaban todas las clases y mi cuarto (dormía sola) estaba en otro edificio.
            Lucifer se fue cuando toco el timbre y yo me dirigí a mi primera clase. Historia. Genial. Antes de entrar vi a Gabriel de espaldas. No lo pensé dos veces corrí y me eche encima de el. Grito un “¡ah!” y luego me miro con cara de decepción.
            -Regina... sabes que no debes hacer eso.
            -¿por qué?
            -soy tu profesor y por lo tanto no debes hacer nada que me meta en una situación comprometida.
            Lo mire con cara de pena y él se echó a reír ante eso. Toco de nuevo la sirena y entramos en clase. Me quede con cara de “y ahora que ¿dónde me siento?”
            -Regina.
            -dime Gabriel.
            -Llámame profesor o nube pero no Gabriel ¿de acuerdo?
            -de acuerdo.
            -bien. Siéntate al final.
            al girarme todo el mundo nos miraba. “que semana más larga me espera”. Fui a donde me indico y todo el mundo me siguió con la mirada.
            -¿Por qué me miráis? ¿Es que tengo monos en la cara o qué?
            Dejaron de mirar y Gabriel empezó a explicar. Estaban dando historia humana. Buah, que aburrimiento. Siguiente clase. Control de poderes.
            La impartía un tal Daniel y según me dijeron era un demonio controlador. Era mi primer día y no conseguí hacer que el fuego apareciera. Ya que, según me dijeron. Ese era mi poder. Observe a los demás y me fije bastante en Laia. Estaba usando un cristal bastante grande y le iba cambiando la forma. Sin darme cuenta hice aparecer de la nada un cristal abstracto, sin forma y poco a poco lo convertí en una pequeña estrella de cristal. Al acabarlo se me acerco Laia y dice:
-Pero… ¿cómo lo has conseguido?
-perdona ¿Qué?
-La estrella. ¿Cómo la hiciste?
No lo sé. Te estaba observando y la hice sin darme cuenta.
El profesor al descubrir el tono amenazador de la voz de Laia se acerca.
-¿ocurre algo?
-sí, ocurre algo-decía Laia.
-¿El qué?
-¡que ha copiado mi poder!
-Lo suponía.
-¿qué suponías?
-que iba a hacer algo así.
¿Por qué?
-es mitad y mitad. ¿Responde eso a tu pregunta?
-sí.

3 comentarios:

  1. muy bueno el capítulo, escribe pronto^^

    Muak!

    ResponderEliminar
  2. me a encantado el capitulo, estoy deseando leer mas!!! un besooo ;)

    ResponderEliminar
  3. test ^^ http://tresde3.blogspot.com/2010/12/test.html

    ResponderEliminar